Tradicionalmente, a los medallistas olímpicos se les entregan ramos de flores tan pronto reciben las medallas de oro, plata o bronce, pero este año las cosas son diferentes.

Y es que en lugar de recibir flores, este año los mejores atletaas están recibiendo pequeñas esculturas impresas en 3D con el logo de las olimpiadas de Río 2016.

El cambio de efímeras flores a estatuillas que duren por años es parte de las acciones del comité organizador por prevenir el daño ambiental durante los juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2016.

A través del programa de sustentabilidad ‘Abraza’, el comité busca limitar las enormes cantidades de agua, energía, comida y recursos que se consumen normalmente durante el evento de 45 días.

El comité organizador dijo que «no sólo hemos tomado este reto, estamos comprometidos completamente con la causa».

De acuerdo con los organizadores, las avenidas olímpicas consumen 29 mil 500 megawatts de electricidad, más del doble que la capacidad de la presa hidroeléctrica Itaipu. Los vehículos relacionados con temas olímpicos consumen cerca de 23.5 millones de litros de gasolina, sufiiente para llenar el tanque de 500 mil Honda Civics.

Fuete: Mashable.