Airbus le presentó al mundo su más reciente creación, que es nada más y nada menos en un vehículo autónomo que puede volar, además de ofrecer una funcionalidad dual, lo cual quiere decir que funciona tanto en tierra como en el aire. Este increíble anexo de inteligencia artificial es valorado como una respuesta potencial al creciente problema de la congestión del tráfico urbano.

El diseño lo hace parecer una cápsula, misma que se puede conectar a algunos módulos de transporte terrestre o aéreo para obtener la máxima eficiencia, por lo que el usuario podrá elegir su método favorito de viajar, por tierra como cualquier otra vehículo o decidir dejar el tráfico abajo y volar a su destino.

Este proyecto es llamado por Airbus e Italdesign como «sistema de elevación» (Pop.Up System), e incluye una plataforma de inteligencia artificial que utiliza los datos de usuarios individuales, así como las rutas disponibles y las opciones de tránsito para determinar las mejores rutas de viaje. Además, este modelo tendrá una interfaz que permitirá la interacción del conductor en un «entorno totalmente virtual».

Este proyecto todavía es un concepto, y el modelo fue presentado en la edición 87 del Salón de Automóviles de Ginebra de este año, fue construido a escala para esta exposición y es una cápsula de fibra de carbono que mide 2,6 metros de largo, 1,4 de alto y 1,5 de ancho, que se eleva dejando en el piso la base con ruedas alimentada por baterías.

El sistema utiliza una aplicación para planear los vuelos de este auto que tiene una particularidad muy especial y es que una vez que ha sido usado se autorecarga, ya que los módulos de aire regresan de manera autónoma a tierra para que la cápsula se recargue en estaciones dedicadas a esperar a los próximos clientes.