Vive con tu pareja el Centro histórico

El Centro Histórico de Querétaro es uno de los más bellos de México. El hecho de que sea considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad lo confirma. Día con día, cientos de personas recorren sus adoquinadas calles, vivas por el reflejo del sol. En la noche, alumbradas con una romántica luz amarilla que le da un toque pintoresco.

Sus monumentos, historia y tradicional folclor hacen que sea un lugar perfecto para caminar bajo el cielo nocturno. Una voz, proveniente de un hombre dando largos pasos en unos altos zancos, grita “¡Vamos al circo!”, al tiempo que un guitarrista toca un arreglo de “Piano Man” en un restaurante cercano. Esa es la vida nocturna -la verdadera vida nocturna- de Querétaro.

Y, ¿cómo no va a ser considerado patrimonio cultural de la humanidad, si es que tiene románticos andadores para que paseen los enamorados? Pueden ser llenos de vida para contagiarnos de alegría, o estrechos, callados y hasta un poco obscuros, para contagiarnos de una soledad un tanto anhelada.

El recorrido comienza con el Andador 5 de mayo. Salpicado de gente que pasea por la noche, es uno de los más vivos de la ciudad: Va desde Plaza de Armas hasta el Templo de San Francisco (sí, es un poco corto), y está lleno de opciones: Puedes ir a tomarte una cerveza con tu pareja a la Casona de los 5 Patios, tomar un tour de leyendas que les ensañará los rincones más obscuros del centro, o puedes optar por comer una crepa y un helado en Villemont. Sea como sea, es un pequeño pero sustancioso recorrido que se tiene que hacer.

Otro que tiene que recorrer cualquier pareja es el Andador Libertad. Quizás en una de las calles más artísticas de Querétaro. Comienza con la Galería Libertad, y sigue hacia abajo -hasta Corregidora- en donde podrás entrar a ver las artesanías de cientos de artistas de Querétaro. Ya sea que quieras un souvenir para tus amigos o una vajilla para tu casa, este andador es perfecto para que lo recorras si eres de los que aman los mercadillos de artesanías tradicionales.

Si quieres un momento de soledad con tu novio o novia y quieres sentarte a platicar tranquilamente bajo el cielo estrellado, el Andador Libertad sigue siendo una buena opción: Solo ve un poco más arriba. En su tramo que cruza de Pasteur a Río de la Loza, hay fragmentos en donde no hay muchas personas. Eso lo hace ser uno de los mejores lugares para caminar y platicar tranquilamente.

Un conjunto de Andadores -pues en realidad son dos- que entran dentro de los más románticos, son el de 16 de septiembre y Pasteur. Ambos nacen de la esquina conformada por estas dos calles. Uno avanza hasta la calle Ángela Peralta, y otro baja hacia Corregidora. Si tú y tu pareja son amantes de las garnachas, este debería ser su lugar predilecto, pues ahí están los tacos de canasta -de los mejores de Querétaro- y los Hot Dogs de la Congregación. ¿Acaso hay algo más romántico que una cena garnacha teniendo de escenario el templo colonial de La Congregación?

Bajando por el Andador 16 de septiembre, te encontrarás con una serie de restaurantes y bares ideales para cenar en una terraza mientras escuchas música, con la increíble vista del Jardín de la Corregidora a sólo unos metros.

Cerramos este paseo con broche de oro: El Andador Matamoros es, sin duda, otro de los sitios más románticos de Querétaro. En especial es ideal para las parejas que gustan de compartir un trago en una terraza, sentados en sillones tipo “loungue”. En invierno, bajo la calidez de los calentadores. En verano, con el fresco aire de la noche veraniega. El andador Matamoros es el rincón romántico por excelencia para las parejas noctámbulas de Querétaro.

Por supuesto, estas son sólo algunas de las muchísimas opciones que hay si quieres disfrutar de un fin de semana con tu pareja en Querétaro, aunque hay aún muchos secretos para que ambos descubran.

@memocalzada