Este pasado viernes el mundo se presentó con una noticia que causaría polémica, a los 90 años, muere el líder de la revolución cubana Fidel Alejandro Castro Ruz. Con lamentos y lágrimas algunos de despiden de él, mientras otros lo celebran.

Castró murió por causas naturales, aunque en múltiples situaciones estuvo más cerca de su fin, 638 veces aproximadamente para ser más exactos.

Según el documental «638 Ways to Kill Castro» («638 maneras de asesinar a Castro») 634 de los intentos por deshacerse del cubano, fueron liderados por la CIA.

Entre un camarero por casi disolver cianuro en el chocolate del hotel donde Fidel se albergaba, hasta una de sus amantes que fue reclutada por la CIA para asesinarlo. Inclusive se habla que  Sam Giancana, el sucesor de «Al Capone» fue llamado para culminar con el líder y dejar las manos limpias de la CIA.

Veneno, balas, explosiones e inclusive un bolígrafo fueron algunos de los 638 intentos para deshacerse del gran líder cubano, a pesar de ello hoy descansa por razones naturales después de una vida que generó gran impacto en Cuba y el resto de mundo.