La ‘crisis de los 40’ es un mito bien conocido alrededor del mundo, sin embargo, una investigación realizada en 134 países demostró que esta crisis es más real de lo que se creía originalmente.

La investigación fue realizada por el economista David Blanchflower, profesor de la Universidad Dartmouth College y exmiembro del Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra y reveló que existe una especie de ‘curva de la felicidad’ en la mayor parte de los países del mundo.

De acuerdo con la investigación de Blanchflower, en la mayoría de los contextos culturales la gente tiene su mayor momento de felicidad durante la adolescencia y, en cambio, experimentamos nuestro punto más bajo de felicidad a finales de los 40, tras lo cual la tendencia vuelve a mejorar.

Para llegar a estos resultados, Blanchflower realizó una base de datos a partir de encuestas realizadas en 134 países en las que se medía el bienestar de las personas utilizando diferentes metodologías. De esta manera se concluyó que los 47.2 años en los países desarrollados es la edad de mayor infelicidad, mientras que en los países en desarrollo es a los 48.2 años.

La explicación detrás de estos resultados es principalmente porque a medida que las personas envejecen, aprenden a adaptarse a sus fortalezas y debilidades mientras que sus aspiraciones comienzan a decrecer.

Con información de BBC.