“Yo considero que no debemos convertirlos en víctimas”, fueron las palabras del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre el caso de los ex mandatarios señalados por presuntos actos de corrupción en México.

“Porque es el colmo, después de todo lo que hicieron, que no aceptan, que no reconocen, que no actúan con autocrítica, con humildad, de todo el daño que causaron, imagínense que pasen a sentirse perseguidos”, expresó.



El mandatario reiteró que la venganza no es su fuerte y anunció que ningún expresidente de México va a ser perseguido por cuestiones políticas.

En la conferencia mañanera, el mandatario recordó que desde que tomó posesión en 2018, sostuvo que en el caso de los expresidentes se iba a proceder jurídicamente en su contra sólo si existían expedientes de personas, de ciudadanos o si lo aprobaba la gente en una consulta.

“En mi opinión se podía llevar a cabo el juicio contra los expresidentes, que yo era partidario y soy partidario de que se vea hacia adelante”, insistió el Ejecutivo.



“La verdad, es que luego de todo lo que hicieron en el periodo neoliberal, que es el periodo de más saqueo, de más robo que se haya registrado en la historia de México, todo lo que se llevaron de oro y de plata a Europa en tres siglos es el equivalente a lo que se extrae de oro y plata en la actualidad en tres años”, señaló.





¿Quieres que tu negocio aparezca en nuestras recomendaciones? Mándanos un WhatsApp dando click aquí https://wa.me/message/FB2J654SP2IWJ1