Un imperdible muy mexicano que todos tenemos que visitar por lo menos una vez en la vida es Huamantla, precisamente en el mes de agosto pues la experiencia no solo consiste en admirar un colorido tapete de aserrín que cubre toda la ciudad, de ocho kilómetros de longitud, también, es formar parte de la tradicional feria que se celebra en honor a la Virgen de la Caridad.

El recorrido comienza en punto de la media noche en la Basílica de Huamantla, mientras el ambiente festivo invade el poblado con cantos, pirotecnia, bailes típicos de la región y todo el folclor típico de nuestro país.

El principal atractivo son las alfombras y tapetes monumentales que se realizan para agradecer la salud, cosechas en abundancia y prosperidad.

Las alfombras están llenas de motivos religiosos, estas se elaboran con distintos tipos; de flores, semillas, frutas de temporada, metales, vidrios y más. El precio de estas obras ronda los cincuenta mil pesos.

Los tapetes combinan formas geométricas inspiradas en flores y aves, sobre ellos se realiza la procesión, estos llevan más de doce horas en su elaboración.

No te pierdas esta hermosa festividad que se celebra del 14 al 15 de agosto en el Pueblo Mágico de Huamantla, Tlaxcala.