Un ciudadano mexicano que fue deportado de Estados Unidos por tercera vez, fue llevado a Tijuana y debido a su deportación decidió quitarse la vida lanzándose de un puente.
Cuando se encontró el cuerpo del hombre, a su lado se podía observar una bolsa de plástico transparente, una de esas bolsas que dan las autoridades estadounidenses, en su interior se podía ver un cambio de ropa y comida para sobrevivir el regreso a México.
Por su parte, la Procuraduría General de Justicia de Baja California, hizo del conocimiento de las autoridades federales que resguardan el cruce internacional detallaron que el hecho su sucistó a las 9:55 de la mañana, su cadaver fue localizado a un costado de la puerta por donde el Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos expulsa a los mexicanos que no cuentan con papeles para vivir en Estados Unidos.
El hombre se lanzó del puente de Chaparral, uno de los conforma la red de plataformas y caminos que parten de la garita internacional para ingresar a tierras aztecas. El mexicano se lanzó del puente, sin embargo, sobrevivió, por lo que fue trasladado al hospital general en estado grave. Minutos más tarde fue declarado sin vida.
El subprocurador de la fiscalía de Tijuana, Jorge Álvarez, explicó que al parecer el acto fue un suicidio y como mencionamos arriba, detalló que a un costado del hombre se encontraba una bolsa con pertenencias, mismas bolsas que son utilizadas por autoridades estadounidenses para los mexicanos que son deportados.
En estos momentos las autoridades siguen recabando información para establecer las causas que obligaron a Guadalupe Olivas a realizar el acto, así como saber de dónde venía, de dónde era originario y saber por qué estaba en Tijuana.