Diciembre es el mes favorito de chicos y grandes, los niños por la llegada de la navidad y los regalos, los adultos por las vacaciones y el preciado Aguinaldo.

El aguinaldo, como sabrás, es una prestación laboral que se otorga por ley a todos los trabajadores que se rijan por la Ley Federal del Trabajo. El pago del aguinaldo es obligatorio, incluso si has trabajado menos de un año o si renuncias a tu trabajo antes del 20 de diciembre, la fecha límite para el pago de esta prestación.

El aguinaldo también se debe pagar completo a las personas que tengan alguna incapacidad laboral y a las madres que hayan tenido incapacidad pre y post natal o a los padres que hayan solicitado un permiso de paternidad.

Por otro lado, si estás contratado por honorarios, no tienes derecho al pago de aguinaldo, a menos que exista una prestación de servicios permanentes a un solo patrón y obligatoriamente cubras un horario de trabajo o recibas instrucciones de un superior inmediato y tengas un lugar fijo de trabajo dentro de la empresa o establecimiento.

En cuanto a la cantidad, el monto mínimo del aguinaldo es de 15 días de salario, o la parte proporcional si no se trabajó el año completo. Si el monto del salario es variable, se debe tomar como base el ingreso promedio obtenido en los últimos 30 días trabajados.

En el caso de los trabajadores del estado, el aguinaldo será mínimo de 40 días de salario, sin deducción alguna. Se debe recibir el 50 por ciento de esta cifra antes del 15 de diciembre y el otro 50 por ciento antes del 15 de enero del año siguiente.

Fuente: Milenio