La fuerte lluvia de este jueves provocó estragos en la capital queretana, pero no hubo personas lesionadas, confirmó el director de la Coordinación de Protección Civil Estatal, Gabriel Bastarrachea.

De acuerdo con el funcionario, la lluvia dejó un saldo de tres árboles caídos y dos automóviles afectados por la gran cantidad de agua en el patio de maniobras del Mercado Escobedo.

De igual manera, se reportó el ingreso de agua a cinco viviendas en San Antonio del Mariel y en la calle Arteaga de la Capital. En ambos casos se debió al retroceso de drenaje.

Además, se registraron encharcamientos a nivel de banqueta en avenidas principales como Tecnológico, Universidad, Zaragoza y 5 de Febrero, por lo que se desvió la circulación en estos casos.

[Con información de Quadratín Querétaro]