Los cuerpos de los jugadores fallecidos del club Chapecoense llegaron el día de hoy a la localidad brasileña de Chapecó, donde recibirán un multitudinario homenaje.

El primero de los dos aviones de Hércules C-130 de las Fuerzas Áreas Brasileñas (FAB), procedente de Medellín, aterrizó en el aeropuerto de Chapecó con los féretros de los futbolistas, esto después de hacer una escala técnica en Manaos.

El presidente de Brasil, Michel Temer, el embajador de Colombia, Alejandro Borda, autoridades locales y familiares de las víctimas esperaban los ataúdes en el aeropuerto local de Chapecó, una ciudad que sigue conmocionada tras el trágico accidente que tuvo lugar la noche del lunes en Medellín.

Los brasileños fallecidos en el siniestro son 19 jugadores del Chapecoense, 25 dirigentes, personal técnico e invitados del club, así como 20 periodistas que cubrirían el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana que el equipo iba a disputar el pasado miércoles en Medellín con el Atlético Nacional.

Tras una ceremonia de honras en el aeropuerto, comenzará el cortejo fúnebre hasta el estadio Arena Condá, donde los cuerpos de los jugadores y miembros del club serán velados por cerca de 100 mil personas.

En las primeras horas de la mañana cientos de aficionados se concentraron en las afueras del estadio, para despedirse de sus ídolos en su fortín.

Desde el martes, los alrededores del Arena Condá se convirtió en un memorial improvisado, donde amigos y vecinos colocan mensajes de agradecimiento a los jugadores que llevaron a este humilde club de Santa Catarina hasta su primera final internacional.