Este martes se llevarán a cabo las elecciones presidenciales en Estados Unidos y finalmente sabremos si el próximo mandatario norteamericano será el magnate republicano o la ex primera dama demócrata.

Independientemente de quién gane las elecciones, América Latina tendrá grandes cambios en los próximos años con respecto a lo que se ha vivido durante los dos gobiernos de Barack Obama.

¿Qué promete Trump?

La promesa más conocida de Trump es la construcción de su polémico muro en la frontera entre México y Estados Unidos para evitar el paso de los ‘bad hombres’.

Además, Trump está en contra del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), al que pertenecen México, Chile y Perú. Pero eso no es todo, el republicano también ha prometido que de llegar a la Casa Blanca, abandonaría el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Sobre Venezuela, Trump no se ha pronunciado, pero los especialistas aseguran que «adoptará un enfoque duro respecto a los países del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América)».

El caso de Cuba es de los más importantes en la política de Trump, ya que ha asegurado que dará marcha atrás a las órdenes ejecutivas de Obama, aunque se ha señalado que esto sería algo difícil de hacer y que implicaría un «alto coste político».

¿Qué promete Hillary?

En general, la candidata demócrata también tiene algunas posturas interesantes respecto a América Latina, aunque mucho menos agresivas que las de su contraparte republicano.

Según la propia Clinton, en caso de alcanzar el poder «profundizará» los lazos con Latinoamérica sin desviarse del camino marcado por Obama, aunque quizá con una mano más dura en materia de derechos humanos.

Clinton también se opone al TPP, pero es posible que intente encontrar una forma de sacar adelante este y otros acuerdos comerciales.

La ex secretaria de Estado también ha prometido que mantendrá la presión sobre Venezuela y buscará «una solución pacífica a la crisis política y humanitaria».

Fuente: Milenio