En la Ciudad de México sobre la calle Paseo de la Reforma circulaba una camioneta con los vidrios polarizados, un 20% mayor al permitido, esto es motivo de falta contra el nuevo reglamento de tránsito.

Así que los policías de tránsito detuvieron el vehículo para levantar la infracción, de su interior bajó el chofer para pedirles le hicieran el favor de dejarlos ir pues en la camioneta viajaba una celebridad.

En ese momento bajó de la camioneta la «Reina del Rock” Alejandra Guzmán, los policías de tránsito le pidieron una selfie a la cantante a cambio de perdonarle la multa.

guzman_self2