Mohammad Qayyum Qureshi, de 45 años de edad, se entregó a la policía en India luego de haber cortado la mano de su hijo luego de descubrir que estaba utilizando su teléfono para ver pornografía.

De acuerdo con el diario Hindustan Times, el hombre le compró un teléfono inteligente a su hijo de 18 años, Khalid Quereshi, sin esperar que él lo utilizara para ver pornografía.

En una ocasión, el hombre -carnicero de oficio- le advirtió a su hijo que le cortaría la mano si volvía a atraparlo viendo películas pornográficas, pero el joven hizo caso omiso.

El hombre descubrió a su hijo viendo pornografía nuevamente y tuvieron una fuerte discusión que terminó con Khalid saliendo de casa y asegurando que no volvería.

Esa misma noche Khalid volvió a su casa y a la mañana siguiente, durante el desayuno, la discusión se reavivó. En un momento Khalid enfureció y mordió a su padre, quien reaccionó tomando un cuchillo pesado y golpeando con fuerza el brazo de su hijo, cortándole la mano en un punto entre la muñeca y el codo.

Mohammad se dio cuenta inmediatamente de su error y llevó a su hijo al hospital y posteriormente se entregó a la policía. Actualmente el carnicero es acusado de intento de homicidio.

[Con información de The Hindustan Times]