Como parte de una modificación al Reglamento de Imagen Urbana, el brillo de las pantallas informativa instaladas en Querétaro deberá contemplar una reducción en sus niveles de luminosidad.

La modificación realizada fue aprobada por el presidente municipal, Marcos Aguilar, y los 14 regidores del ayuntamiento, y establece que la luminosidad permitida en las pantallas electrónicas es de 2000 candelas por metro cuadrado. Mientras que en las pantallas instaladas sobre la fachada y autosoportados denominativos tipo directorio es de 1000 candelas por metro cuadrado.

La alta luminosidad de las pantallas durante el día no supone un gran problema, pero durante la noche puede provocar accidentes viales, por lo que las pantallas deberán contemplar una disminución de intensidad a 200 candelas por metro cuadrado durante los periodos de poca luz, es decir, entre las 18:00 y las 06:00 horas.

[Con información de Am de Querétaro]