Las muertes relacionadas con selfies se han vuelto un verdadero problema de seguridad

Según dio a conocer la Policía Nacional de Perú, un hombre de 51 años falleció este jueves en Machu Picchu tras caer a un abismo mientras intentaba tomarse una selfie.

El sujeto habría violado el cordón de seguridad con la intención de obtener una mejor fotografía al borde de una de las montañas que rodean la ciudadela inca.

Un vigilante que se encontraba cerca se percató de la caída del hombre y alertó a los cuerpos de emergencia, sin embargo no pudieron hacer nada por el sujeto.

Las muertes relacionadas con selfies son cada vez más comunes, dejando decenas de muertes anualmente alrededor del mundo, principalmente entre jóvenes de entre 18 y 24 años.