Estar entre los 25 mejores lugares para comer una nieve no es cualquier cosa y por supuesto que no lo podemos dejar pasar de largo, y este es el caso de este maravilloso lugar que te ofrece una variedad de helados que no tienen comparación.

Estas nieves nacieron desde los tiempos antes de la conquista, cuando los habitantes del pueblo elegido por el Dios del viento para que su hijo Tepozteco gobernará ahí. Fue en ese momento que nació la nieve que iba dedicada a él, la Nieve de Xicun. A través del tiempo se fueron desarrollando los 200 sabores que le dedicaban a esta deidad.

Así es como nació este increíble lugar, una gran historia para un gran lugar; si aún no has tenido la oportunidad de probar uno de los helados que venden aquí te podemos decir que te has estado perdiendo de mucho, ya que los sabores que aquí encontrarás no tienen nada que ver con lo que pudieras probar en alguna otra heladería.

En Tepoznieves encontrarás sabores muy peculiares como lo son: piña colada, coco con ginebra, fresa envinada y unos sabores más artesanales como pétalos de rosa, reina de la noche, serenata de amor, nieve del chinelo, nieve del tepozteco y oración del viento; no te diremos de qué es cada uno de ellos para que la curiosidad te arrastré a probar todos estos sabores.

No te vas a arrepentir de llegar a este lugar y probar todas las delicias que tienen para ti, además de ser un producto totalmente mexicano, por lo que estarás apoyando a todos los mexicanos que trabajan en estos deliciosos helados.

Puedes encontrarlos en la calle de Madero, justo en frente de Woolworth; además ¿qué mejor que una nieve de dioses para este calor que azota la capital queretana?