Si quieres lanzarte a un lugar diferente, tienes que conocer Las Cuevitas: un conjunto de pequeñas cavernas de origen natural que fueron acondicionadas como albercas termales en medio del paisaje semidesértico, de aquí el nombre de este balneario.

A tan solo 15 minutos de Ixmiquilpan, en Hidalgo.



Las pequeñas cavernas que le dan nombre al balneario fueron “esculpidas” por la naturaleza sobre una pared de piedra, en pleno Valle del Mezquital. Sin embargo, ya están acondicionadas para recibir visitantes, con superficie un poco más uniforme, escalones para acceder con facilidad y piso de concreto en los alrededores de la alberca.

Todas las cuevitas son diferentes entre sí: algunas son simples grietas que ofrecen sombra para resguardarse del sol, mientras otras están casi por completo cerradas, como si se tratara de un baño de vapor. La profundidad varía, pero en la mayoría de los casos permite que te sientes cómodamente a platicar o simplemente relajarte. Por cierto, la temperatura máxima del agua suele ser de 36° C.




Es muy importante que llegues temprano, pues no hay tantas cuevas y no se pueden reservar o rentar para una sola familia.

Además de las cuevas hay otras tres piscinas artificiales con agua termal. Los más pequeños tienen alberca infantil. También es irresistible el laguito artificial del balnearioEs una gran poza cristalina de baja profundidad y rodeada de vegetación.

Entre las albercas hay áreas verdes ideales para convivir o armar tu picnic familiar. El estacionamiento del balneario es gratuito.




Las Cuevitas cuenta con zona de camping. El precio no es por espacio sino por persona: 35 pesos por la estancia, además de los 80 pesos por la entrada al balneario. Si no tienes tienda de campaña puedes rentarla en los puestitos de afuera; el costo aproximado es de 250 pesos para una tienda de 2 personas. En el área de camping sí se permite tener tu bocina encendida, hasta las 12 de la noche.