Este miércoles Japón lanzará un nuevo satélite que permitirá hacer observaciones de alta sensibilidad de las fuentes celestes a través de un amplio rango de energía.

Se utilizarán los rayos X para observar agujeros negros y otros cuerpos celestes que no pueden estudiarse utilizando luz.

Un cohete H2A despegará del Centro Espacial Tanegashima portando el satélite ASTRO-H para ponerlo en órbita a unos 575 kilómetros de la superficie terrestre, el lanzamiento está programado para las 5:45.

giphy

ASTRO-H tiene un peso de dos mil 700 kilogramos y tiene un largo total de hasta 14 metros, ofrecerá más de 10 años de datos al público, esto nos permitirá descubrir numerosos agujeros negros y será capaz de rastrear cómo evolucionaron.

Los científicos esperan que este nuevo aparato ofrezca detalles sobre el origen del universo.