En las redes sociales se ha vuelto viral un polémico video en el que un sujeto arroja a un pequeño cachorro a una laguna llena de cocodrilos para que sea devorado.

El video dura apenas unos segundos y muestra al perrito tratando de nadar hacia la orilla y a un cocodrilo atacándolo de la nada apenas un instante después.

Al parecer, el video fue grabado en Australia y las autoridaes ya se encuentran investigando para determinar las sanciones correspondientes.

[Advertencia, imágenes sensibles]

[Con información de Sin Embargo]