La multifacética Stefani Germanotta, mejor conocida como Lady Gaga, demostró una vez más que cantar no es lo único que sabe hacer, y corrió en las 500 millas de Indianápolis.

El pasado fin de semana, la neoyorkina de 30 años acompañó al italiano Mario Andretti en el famoso circuito.

En un principio se suponía que sería el esposo de Nicole Kidman, Keith Urban, quien acompañara al piloto, pero debido a una lesión en la espalda tuvo que ser sustituido por la también actriz.

Al respecto, Andretti bromeó diciendo que *»ella va a distraerme un poco, en realidad. Espero poder mirar hacia adelante mientras estoy conduciendo».

En tanto, Gaga publicó en sus redes sociales fotografías de su participación en el evento deportivo.