Junto con la de Baja California, la Ruta del Vino Queretana es la más importante de todo el país y ayudan a posicionar a México como un destino enoturístico en el plano internacional, reconoció Pilar Meré, presidenta de la Asociación Mexicana de Sommeliers.

De acuerdo con Meré, el enoturismo no solo funciona como un atractivo turístico, sino que ayuda a posicionar la oferta de ‘industrias hermanas’, como la hotelera y la gastronómica.

«Alrededor de ella [la cultura del vino] también prospera la oferta hotelera y otro tipo de actividades que han ido en incremento», señaló la experta, «por ejemplo hoy por hoy puedes visitar un viñedo y hacerlo en bicicleta o a caballo, o bien puedes visitar un spa».

Pero aunque Querétaro se ha destacado por su calidad enoturística, no hay tiempo para descansar si quiere mantener el estatus, otros estados como Guanajuato, San Luis Potosí, Puebla, Nuevo León, Chihuahua y Sonora también están creciendo en este aspecto.

Fuente: AM.