Este joven padece encefalopatía atetoide (parálisis cerebral), además de tener una elevada miopía y convertirse en el primer estudiante de la UNAM con alguna discapacidad en lograr su título profesional, mismo que consiguió en la modalidad de educación a distancia; ahora puede decir con orgullo que se tituló en la licenciatura de Ciencias Políticas y Administración Pública. Y por si esto fuera poco, Matías Alanís Álvarez, se graduó con honores de la Universidad.

Desde Guadalajara, Matías hizo los exámenes de admisión y logró entrar a la UNAM; en un tiempo récord y con su computadora acreditó todas las materias de su carrera desde su hogar.

Esta modalidad de universidad a distancia fue creado por la UNAM hace ya más de 10 años y tenía un objetivo muy especifico, hacer que desaparecieran los impedimentos físicos, sociales y geográficos para aquellos que deseen estudiar para formar una vida y un futuro.

Por la condición de Matías, a quien se le dificulta hablar, la visión y el movimiento, se inscribió en un programa de inclusión que fue iniciado por alumnos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, la cual va dirigida a personas con discapacidad; así que se compraron y se instalaron dos softwares en la silla del estudiante, uno de ellos es el llamado «Jaws», que convierte las imágenes a texto y el «Open Book», el cual se encarga de leer los textos y le permite al estudiante escucharlos.

Así que Alanís Álvarez puso manos a la obra y estudió todos los días con ayuda de su mamá, Patricia Alanís Álvarez. Para su titulación realizó la tesis llamada «Los mecanismos de preservación del sistema político mexicano»; Matías presentó la defensa oral de su examen y ahí se le otorgó la mención honorífica. En su tesis, Matías plantea que en el marco jurídico mexicano se tiene que incluir más normas que puedan garantizar la libertad de expresión absoluta.

El ahora politólogo de 27 años ya tiene otros objetivos en la cabeza, como hacer una maestría y ser algún día profesor a distancia de su carrera y de su facultad.