La NASA lanzará el satélite CAPSTONE como la primera pieza de Artemis I que se dirige a la Luna, el pequeño satélite posee el tamaño de un horno de microondas, cabe destacar que dicho lanzamiento se realiza para probar una órbita lunar elíptica única.

Pero difiere en muchos aspectos de cualquier misión lunar anterior. Podría servir como modelo para las asociaciones público-privadas que la NASA pueda emprender en el futuro para tener un mejor impacto en sus vuelos interplanetarios.

El lanzamiento se llevaría a cabo este lunes, sin embargo, los equipos están evaluando el clima y otros factores para determinar cuándo será el próximo intento de lanzamiento, manifestó la NASA. El nombre completo de la misión es Cislunar Autonomus GPS Technology Operations and Navigation Experience y pertenece al Programa Lunar del Siglo XXI de la NASA.

CAPSTONE es inusual para la NASA en muchos sentidos. Por ejemplo, está ubicado en una plataforma de lanzamiento no en Florida sino en Nueva Zelanda. En segundo lugar, la NASA no diseñó, ni construyó CAPSTONE, ni lo operará. La agencia ni siquiera es propietaria. CAPSTONE pertenece a Advanced Space, una empresa con 45 empleados en los suburbios de Denver.