Entre todos los colores, pocos son tan apreciados por los internautas como el verde de la pantalla verde (Pantone 354), algo que nos quedó muy claro luego de que la Reina Isabel apareciera en público con un atuendo de este color.

Fue justamente en un escenario de este mismo color que se jugó la final de tenis en los Juegos Olímpicos de Río 2016, entre el británico Andy Murray y el argentino Juan Martín Del Potro, y al igual que con la monarca, internet se volvió loco.

Aprovechando la facilidad de editar sobre este color, los internautas comenzaron a transportar el duelo de tenis a lugares tan impresionantes como un volcán en erupción o hasta una galaxia ‘muy muy lejana’.