Por: Santiago Rubín

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR), concluyó que el proyecto planteado a base de diésel es menos costoso que el eléctrico en términos de Costo Anual Equivalente (CAE). Este estudio no especifica nada acerca del volumen de diésel que se requiere para la operación, lo que pone en duda que el eléctrico sea más costoso.

Cada día surgen nuevas noticias acerca de esta obra tan controversial y el costo-beneficio de esta obra sigue disminuyendo. El Tren Maya ha traído mucha polémica con la revelación de que no será del todo eléctrico, sino que usará diésel Ultra Bajo Contenido de Azufre (UBA).

En base al sector energético para abastecer al tren, se han dado varias versiones.
Primero que operaría con diésel (UBA), pero PEMEX no produce suficiente en el país para poder abastecer el proyecto, después con biodiesel, pero significaba mucho desplazamiento de ecosistemas para poder producirlo y finalmente con Hidrógeno. La mejor decisión seria operarlo con Hidrógeno, pero nuestro gobierno decidió no apostarle a la tecnología, dado a que este producto no se había usado aún.

Hasta ahora sabemos que será de diésel completamente. Hay varias dificultades para que el proyecto pueda ser eléctrico.
Algunas regiones por donde pasará el tren son deficitarias de energía eléctrica, lo que provoca que se consumiría más de lo que se genera.
Eso significa, que para que todo pueda funcionar bien, se necesitaría generar más electricidad en esas regiones o ampliar sus capacidades de transmisión para llevar mas energía entre ellas.

Pareciera que la manera de energizar el Tren Maya se ha estado moviendo en puras ideas sueltas, sin una idea clara de las necesidades fundamentales.

@santiago_rubin