Los exploradores del proyecto ‘Gran Acuífero Maya de México, realizaron una investigación que permitió encontrar un túnel que conecta dos grandes sistemas de cuevas inundadas en Tulum, Quintana Roo.

Se trata de los sistemas Sac Actun y Dos Ojos, que al combinarse se convierten en la cueva inundada más grande del mundo. Descubrir que ambos sistemas estaban conectados tomó 14 años de estudio, exploración y análisis.

Tras hallar la conexión entre Sac Actun y Dos Ojos, de 263 y 84 kilómetros respectivamente, la cueva inundada mide en total 347 kilómetros.

De acuerdo a las normas actuales de espeleología, cuando dos sistemas de cuevas tienen una conexión entre ellas, la más grande “absorbe” a la de menor longitud, lo que explica porqué la de Dos Ojos “dejó de existir” para unirse a la de Sac Actun.

Pero eso no fue todo, los investigadores encontraron también la que conocen como “la madre de todos los cenotes”, un sistema con una longitud de 18 kilómetros y una profundidad de 20 metros hallado al norte de Sac Actun.

Con información de LópezDóriga