La organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad realizó una investigación sobre la esposa de Javier Duarte, Karime Macías, a quien acusan de haber desviado más de 415 millones de pesos en contratos con empresas fantasmas mientras estuvo a cargo del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Veracruz.

De acuerdo con la investigación, entre 2011 y 2016 el DIF estatal entregó más de 415 millones de pesos en contratos con 33 empresas fantasmas, esta cifra es casi 4 veces mayor a la que la Fiscalía de Veracruz adjudica a la prófuga Karime Macías.

En cuanto a las empresas a las que fue desviado el dinero, la organización señala que se trata de empresas reales, pero que carecen de los recursos humanos y materiales para proporcionar cualquier servicio, más allá de emitir una factura.

[Con información de El Financiero]