Un autobús de pasajeros se detuvo en la autopista México-Querétaro, a la altura de Cuautitlán Izcalli, Estado de México, para que tres sujetos abordaran, sin embargo, los nuevos pasajeros resultaron ser asaltantes que amenazaron a las personas a bordo.

Dos de los pasajeros portaban armas de fuego y al ver a los asaltantes dispararon en su contra, provocando la muerte de uno de ellos, mientras que los otros dos resultaron heridos.

Cuando los cuerpos de emergencia llegaron al lugar, atendieron a los delincuentes heridos, así como a un pasajero que recibió un disparo en el tobillo.

Los justicieros abandonaron el lugar antes de que las autoridades llegaran.

[Con información de Sin Embargo]