Un joven de 22 años de edad sufrió quemaduras de primer y segundo grado la madrugada de este viernes luego de recibir un flamazo en el rostro al abrir el cofre de su automóvil.

De acuerdo con los primeros informes, el hombre se habría dado cuenta de una falla mecánica en el paso de gasolina, pero al intentar verificarla el auto expidió un flamazo.

Al lugar atendieron elementos de Bomberos, Protección Civil Municipal y Cruz Roja, quienes lograron estabilizar y trasladar al herido al hospital para brindarle atención médica.