La avalancha que devastó un edificio en Italia hasta el momento ha dejado 14 muertos y más de 22 heridos, un evento que creen las autoridades: se pudo haber evitado. Tras la tragedia, equipos de emergencia continúan con sus labores de rescate.

«Luchamos contra el tiempo, somos conscientes de que hay que ir rápido. Pero la operación se desarrolla en un marco muy poco favorable», subrayó el portavoz de los bomberos, Luca Cari.

Nueve de los sobrevivientes declararon que durante momentos fríos, obscuros y ahogados en silencio y escombros, tuvieron que chupar nieve para calmar su sed.

Entre los sobrevivientes encontraron tres cachorros de raza Pastor de los Abruzos totalmente sanos. Un signo de esperanza y vida para los equipos de rescate, que con estos hallazgos permanecer con la esperanza y la frente en alto.

Fuente: Azteca Noticias