Con el objetivo de fortalecer la situación financiera de Petróleos Mexicanos (Pemex), el Gobierno mexicano otorgará 73 mil 500 millones de pesos a la petrolera.

Según detalló la secretaría de Hacienda, los recursos se dividirán en dos rubros: 26 mil 500 millones irán a la reducción de la deuda de Pemex, mientras que los 47 mil millones restantes serán para el pago de pensiones y jubilaciones a lo largo de 2016.

De acuerdo con la secretaría, esta aportación es posible gracias al ajuste de 132 mil 300 millones de pesos del presupuesto federal anunciada en febrero.

La secretaría advirtió que para recibir este apoyo, la petrolera «deberá comprometerse a reducir su pasivo circulante en dicho monto y a que el pasivo circulante remanente se genere de obligaciones adquiridas en 2016».