En los últimos diez días se han registrado tres explosiones en Austin, Texas, las cuales han derivado en la muerte de dos personas y que están síguenos investigadas como intentos de homicidio.

La primera explosión tuvo lugar diez días atrás y únicamente provocó la muerte de un hombre, apenas hace dos días se registró otra explosión, la cual causó la muerte a un menor de edad, y este lunes se reportó una nueva explosión que se cree está vinculada a las dos anteriores.

De acuerdo con las autoridades, los paquetes no fueron enviados a través de ningún sistema de paquetería, sino que fueron dejados en la puerta de las victimas, en los tres casos personas de raza negra.

La policía local se encuentra investigando la situación, mientras tanto pide a la ciudadanía que “si ha recibido una quere que se ha dejado en la puerta de su casa o en su patio o en la entrada de su casa y no lo esperaba o es de alguien que no conoce, no lo abra, llámenos”.

[Con información de CNN]