Entre 2006 y 2015 se registraron 558 casos por acusaciones de tortura, desaparición forzada y homicidio por parte de elementos militares, informó Milenio.

De acuerdo con el general de brigada, Jesús Gabriel López Benítez, procurador general de Justicia Militar, se ha puesto a disposición de autoridades federales a mil 273 militares para ser juzgados por delitos contra civiles.

Detalló que la justicia militar ha enviado a la PGR 229 casos por actos de tortura cometidos entre 2007 y 2015. Además hay 257 expedientes por homicidio durante el mismo lapso, y 72 por desaparición forzada entre 2006 y 2014.

Además, se han emitido 310 órdenes de aprehensión en contra de miembros de las fuerzas armadas acusados de perpetrar delitos contra civiles.