Investigadores de la Universidad de Washington acaban de inventar algo que a futuro podría ser algo común en todo el mundo actual, que se rige por los componentes tecnológicos y necesitan de un celular para poder estar comunicados: un teléfono móvil que no necesita batería para poder funcionar.

Este celular recolecta los pocos microwatios de potencia que requiere de señales de radio o la luz del ambiente. Asimismo, el invento celebrado por la revista Proceedings of the Association for Computing Machinery on Interactive, Mobile Wearable and Ubiquitous Technologies fue publicado el 1 de julio y menciona, entre otras cosas, que este es un gran paso en la necesidad alta de utilizar energía eléctrica para el uso de los celulares.

Por su parte, este celular está hecho también para captar fuentes de energía del medio ambiente, como aprovechar las vibraciones que emiten las personas al hablar por teléfono. Este invento también demostró que pudo comunicarse con una estación base que estaba a 15 metros de distancia, por lo que aún no está 100% seguro que este tipo de dispositivos móviles puedan funcionar a larga distancia.

Fuente: El Universal