Fue en el año 500 a.C. cuando Pitágoras sugirió que la Tierra era Redonda, y hace más de 2,200 años, el matemático Erastótenes lo confirmó de manera científica al incluso lograr calcular que su circunferencia era de unos 40 mil kilómetros. Sin embargo, aún cuando existen satélites, telescopios espaciales y la Estación Espacial Internacional, algunas personas insisten en que la Tierra es plana.

Los ‘terraplanistas’ están seguros de que todo lo que sabemos sobre la Tierra es falso, y entre ellos, el estadounidense Mike Hughes logró poner su nombre en alto desde hace algunos años, cuando no se limitó a expresar sus ideas en internet, sino que comenzó una campaña para construir un cohete con el cual ir al espacio y demostrar de una buena vez que la Tierra es plana.

‘Mad’ Mike Hughes falleció a los 64 años este sábado luego de que el cohete casero que construyó y pilotó se estrellara contra una propiedad privada cerca de Barstow, California.

De acuerdo con la Associated Press, la esposa de Hughes fue testigo del desastre y dijo que el cohete parecía rozar contra el aparato de lanzamiento, lo que podría haber rasgado los paracaídas unidos a él. De hecho, Hughes desplegó su paracaídas detrás del cohete unos segundos después del despegue.

La policía local simplemente señaló que «un hombre fue declarado muerto después de que el cohete se estrellara en el desierto abierto», mientras que el Canal de la Ciencia reconoció que Hughes había muerto «persiguiendo su sueño».

La construcción del cohete le costó a Hughes y a sus amigos -además de otros colaboradores de internet- unos 18 mil dólares, esta nave utilizaba vapor expulsado a través de una boquilla para propulsión y tenía como objetivo llevarlo tan alto como fuera posible para poder observar el horizonte y demostrar lo plano que es nuestro planeta.

Con información de El Universal.