Con la desaparición del Seguro Popular, la Fundación de Cáncer de Mama (Fucam) hizo todo lo posible por conseguir un acuerdo de colaboración con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), sin embargo, no se logró obtener el apoyo del organismo, por lo que la fundación no podrá seguir dando tratamiento gratuito a las mujeres que sufran esta enfermedad.

A través de un comunicado, la Fucam informó que desde el pasado 1 de enero se dio por terminado el convenio con el Seguro Popular, a pesar de ello, utilizaron recursos propios para continuar apoyando a sus pacientes, sin embargo, esta semana dichos recursos llegaron a su fin.

Como consecuencia de esto, las pacientes que requieren de tratamientos serán remitidas a unidades médicas del sector público.

«La Fundación se ve obligada a frenar la gratuidad ya que se carecen de los insumos y medicamentos para este tipo de atención. Nuestras pacientes con clasificación de Seguro Popular recibirán un resumen de su expediente clínico para que sigan su tratamiento en el Instituto Nacional de Cancerología, Hospital General de México y Hospital Juárez de México», informó el comunicado.

Por otro lado, la fundación resaltó que seguirán dando atención a las mujeres con cáncer, sin embargo, ahora se hará bajo un sistema de cuotas que se adapte al nivel socioeconómico de las pacientes.

Con información de El Universal.