La inflación en el país se aceleró más de los previsto en la primera mitad de junio, de acuerdo con las cifras oficiales en medio de las expectativas de que el banco central vuelva a subir su tasa de interés.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) creció un 0.49% respecto a la quincena anterior, dijo el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), y anual en 7.88%.




La cifra estuvo por encima de lo esperado por el mercado dado que un sondeo de Reuters divulgado esta semana arrojó una tasa del 7.70% para el índice general, ligeramente abajo del 7.72% de la segunda mitad de mayo.

El Banco de México (Banxico) anunciará más tarde su decisión de política monetaria y analistas encuestados por Reuters esperan que suba la tasa clave en 75 puntos básicos (pb) a 7.75%.




Banco de México, que tiene un objetivo permanente de inflación de un 3% +/- un punto porcentual, ha incrementado la tasa referencial en 300 puntos base en sus últimas ocho reuniones de política monetaria hasta su nivel actual de un 7%.

La tasa quincenal de inflación subyacente, vista como un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, incrementó 0.5% y la anual un 7.47%.




El Inegi dijo que al interior de índice subyacente a tasa quincenal, los precios de las mercancías aumentaron un 0.64% y los servicios un 0.33%, mientras que en el no subyacente, también a tasa quincenal, los productos agropecuarios crecieron un 0.85% y los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno un 0.19%.