A partir de ahora, las menores de edad que se casen en India podrán denunciar a sus esposos por violación en caso de tener relaciones sexuales.

Esta semana el Tribunal Supremo de la India dictaminó que las relaciones sexuales forzosas con una esposa menor de edad serán consideradas como violación, y las menores podrán denunciar a sus maridos hasta un año después de que la violación haya ocurrido.

Si bien en India las mujeres deben ser mayores de 18 años y los hombres mayores de 21 años para casarse, el matrimonio con menores de edad es algo común, especialmente en las zonas rurales más pobres. Muchos padres casan a sus hijos menores de edad por motivos financieros o para evitar sufrir la vergüenza que supone para las familias que uno de sus miembros mantenga relaciones sexuales fuera del matrimonio.

Fuente: Milenio