La subprocuradora de Atención a Víctimas del Delito y Servicios a la Comunidad de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, Nelly Montealegre, dio a conocer que actualmente se investiga a 6 servidores públicos por haber posiblemente filtrado las imágenes de la escena del crimen del feminicidio de Ingrid Escamilla.

La falta de quien fuera él o los funcionario(s) responsables de tal filtración, habrían casuado que las imágenes inundaran las redes sociales y hasta salieran en la portada de un periódico, lo que causó una fuerte reacción por parte de autoridades y de la opinión pública al denigrar a la víctima.

Ingrid Escamilla, de 25 años, fue asesinada por su esposo de 46 la mañana del 9 de febrero. En un desesperado intento de ocultar los hechos, el culpable, Erick Francisco «N» habría desollado sus restos para intentar desaparecerlos por el drenaje, situación en la que fue captado infraganti por elementos de la policía de la Ciudad de México.

Las terribles imágenes que circularon por varios medios de comunicación fueron filtradas después por funcionarios públicos que actualmente están siendo investigados.

«La participación en la filtración iniciaría desde los elementos de la policía capitalina que hicieron la puesta a disposición, hasta peritos de la dependencia que acudieron al lugar de los hechos».

Además de las imágenes, se filtró un fragmento del video en donde el sujeto admite haber asesinado a su esposa después de una pelea que inicio, según él, cuando ella le reclamó que otra vez estaba bebiendo.