Algunos traficantes de animales en un importante parque de África han estado ofreciendo una cuantosia recompensa por un esqueleto completo de león, situación que ha provocado un incremento a la preocupación de que los cazadores furtivos estén buscando a esta especie ante la demanda en algunos países de Asia por huesos de felinos salvajes usados en la medicina tradicional.

El reporte de la Reserva Nacional Niassa de Mozambique se encuentra en pleno debate, discutiendo si la exportación legal a China y el sureste asiático de cientos de leones criados en cautiverio en Sudáfrica está alimentando el mercado y esto derive en que sean cazados ilegalmente estando en un estado salvaje para obtener sus osamentas. Los huesos de león son un sustituto relativamente reciente a los huesos de tigres asiáticos, cuyos números han mermado debido a la caza furtiva.

«Se han multiplicado los reportes anecdóticos de leones que les quitan partes, junto con cada vez más ejemplos de esqueletos completos de león robados», dijo Paul Funston, director del programa de leones del grupo de conservación Panthera. Él cree que el fenómeno está vinculado a la creciente demanda en China, más que por el ancestral uso de partes de leones en algunas tradiciones culturales africanas.