Esta semana el restaurante O’Naturel abrió sus puertas en París, ofrece un menú de 49 euros y solo acepta a comensales por reservación. Destaca del resto por ser el primer restaurante nudista en la ciudad de las luces y en todo Francia.

Este restaurante fue creado por los gemelos Mike y Stéphane Saada, de 42 años, quienes aseguran que en Francia mucha gente practica el nudismo en su vida privada, por lo que consideraron una buena idea abrir un restaurante donde puedan practicarlo también. En otros países como Reino Unido, Australia y Japón existen establecimientos similares.

El restaurante ofrece a los comensales privacidad y comodidad. Al llegar dejan su ropa y teléfonos en el guardarropa y se ponen zapatos ofrecidos por el restaurante, excepto las mujeres, quienes pueden conservar su calzado si así lo desean.

Los comensales ya desnudos son acompañados hasta la mesa y se les asegura que nadie los está mirando y que pueden sentirse cómodos.

Las sillas del restaurante están cubiertas por fundas negras de uso único, mientras que los gerentes y camareros caminan vestidos como obliga la ley.

Este restaurante solo abre de noche y los comensales deben hacer su reservación con tiempo. La reservación, por cierto, puede ser rechazada por los encargados si determinan que los comensales tienen intenciones diferentes a las de comer en el lugar.

De acuerdo con los dueños del establecimiento, algunas personas se sienten incómodas con el restaurante pues lo asocian directamente con la práctica de actividades sexuales, sin embargo, los dueños aseguran que «no porque haya nudismo hay sexo» y que la gente únicamente va al restaurante a comer.

[Con información de Milenio]