Recientemente se dio a conocer la noticia del hallazgo de un altar maya en Playa de Carmen, Quintana Roo. Sin embargo, de acuerdo al registro hecho por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el último altar encontrado por el proyecto “Cenotes Urbanos” forma parte de 150 sitios arqueológicos encontrados en la Riviera Maya.
Ello se debe a que los mayas consideraban sagrados estos sitios, en los cuales pensaban que habitaban las divinidades del agua como Chaac y Ek Chuah.
Debido a que gran parte del área de Playa del Carmen poseecuevas secas y semi-inundadas, hay una gran cantidad de descubrimientos que van desde altares complejos, hasta sencillas ofrendas de cerámicas.
Desde 2019, el Centro del INAH en Quintana Roo comenzó a a trabajar en conjunto con el proyecto “Cenotes Urbanos de Playa del Carmen”, con lo que inició la inspección de la Cueva del Templo.
Según los resultados, la cueva fue ocupada como altar entre los años 1200 y 1500, fechas que corresponden con la mayoría de los altares encontrados.
Los mayas habrían acudido a estos accesos al mundo divino para pedir ayuda de sus deidades.