Hugh Herr nació el 25 de octubre de 1964 es un escalador, ingeniero y profesor de biofísica estadounidense. Herr es el menor de cinco hermanos en una familia menonita de Lancaster, Pennsylvania, el estadounidense siempre fue un prodigio en la escalada de roca; a los ocho años, ya había escalado la pared de 3,544m del Monte Temple en las Montañas Rocosas de Canadá y para cuando cumplió 17 recibió un reconocimiento como uno de los mejores escaladores en los Estados Unidos.

En enero de 1982, después de haber escalado por una ruta congelada de alta dificultad en el Barranco de Huntington en el Monte Washington, Nuevo Hampshire, Herr y su compañero alpinista Jeff Batzer fueron alcanzados por una ventisca y perdieron el rumbo, por lo cual tuvieron que descender a un glaciar donde pasaron tres noches, con temperaturas de hasta -29º.

Para cuando fueron rescatados, ambos habían sufrido de congelamiento severo. Ambas piernas de Herr tuvieron que ser amputadas debajo de las rodillas; su compañero perdió parte de su pierna izquierda, los dedos del pie derecho, así como los de la mano derecha. Durante el rescate, el voluntario Albert Dow perdió la vida en una avalancha.

Después de varios meses de cirugías y rehabilitación, Herr continuó haciendo algo que los doctores jamás pensaron que haría de nuevo: escalar. Mediante el uso de prótesis especiales diseñadas por él mismo, las cuales contaban con una alta rigidez en la base que le permitían apoyarse inclusive en espacios entre las rocas del ancho de una moneda, y puntas de titanio que lo ayudaban a subir por paredes verticales congeladas.

Herr también utilizaba estas prótesis para modificar su estatura, entre 1.52m y 1.82m, simplificando muchas tareas cotidianas. Debido a su habilidad en el diseño y mejora de sus piernas prostéticas, Herr logró escalar a una altura mayor de la que había alcanzado antes del accidente, convirtiéndose en la primera persona con una amputación mayor en desempeñar un deporte a la par con deportistas sin discapacidades y de nivel élite.

Después de su carrera en la escalada, Herr comenzó a concentrarse en sus estudios, donde había tenido hasta ese momento poco interés, terminando una licenciatura de física en la Universidad de Millersville, además, hizo una maestría en ingeniería mecánica por el MIT y un doctorado en biofísica en la Universidad de Harvard. Durante su estancia en el MIT, Herr comenzó a trabajar en prótesis y órtesis de pierna tencológicamente avanzados, dispositivos que lograban emular la funcionalidad de la pierna humana.

Hoy en día Herr es profesor asociado en el programa de Arte y Ciencias del MIT, y en la División de Ciencias de la Salud y Tecnología de Harvad-MIT. Como líder del grupo de investigación en el área de biomecatrónica en el MIT Media Lab, se enfoca en el desarrollo de sistemas robóticos que aumenten la capacidad física humana. La mayoría de sus diseños son para personas con dificultades y situaciones similares a las suyas.

Herr ha publicado más de 60 documentos peer-reviewed en el área de rehabilitación y es titular (o cotitular) de más de 10 patentes relacionadas con dispositivos de asistencia, incluyendo rodillas artificiales controladas por computadora, disponible en el mercado como Rheo Knee, una órtosis activa de tobillo y pie, y la primera prótesis electrónica de tobillo-pie en el mundo.

Lo cual está provocando un avance en el campo de la ingeniería que por medio de principios en biomecánica y control neural, marca la pauta para el diseño en dispositivos en el área de rehabilitación y mejora de capacidades motrices. La meta es lograr rehabilitar completamente a pacientes que han sufrido de amputaciones, así como aumentar capacidades físicas de aquellos con fisiología intacta.

 

Por su desempeño en el desarrollo de tecnologías recibió un premio por parte del Popular Mechanics Breakthrough Leadership Award en el 2005. Y en el 2007, Herr fue reconocido en la 13º edición del Premio Heinz de Tecnología, Economía y Empleo.

Herr fue miembro de un equipo de siete expertos en biomecánica y fisiología provenientes de seis universidades, que dirigieron la investigación sobre la mecánica de las prótesis del corredor Oscar Pistorius. A este atleta sudafricano, le fue prohibido por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) correr con deportistas no-paralímpicos, ya que estudios previos demostraron que sus piernas de fibra de carbono le daban una ventaja competitiva.

Parte de estos resultados fueron presentados en el Tribunal de Arbitraje Deportivo en Lausanne, Suiza en mayo del 2008, por Herr y su colega Rodger Kram la cual resultó en la retractación de la IAAF, permitiendo que Pistorius se convirtiera en el primer velocista discapacitado en calificar a las Olimpiadas. La investigación completa de este caso fue publicada en el número del 18 de Junio del 2009 del Journal of Applied Physiology.

La historia de Herr ha sido contada por Alison Osius en el libro Second Ascent: The Story of Hugh Herr; por una cobertura especial de Discovery Channel; y en el 2002 en la película Ascent: The Story of Hugh Herr de National Geographic.