Que Hugh Hefner siempre tuvo una debilidad por las mujeres rubias no es ningún secreto, al igual que la obsesión que llegó a sentir por la legendaria Marilyn Monroe.

Hefner falleció el pasado miércoles a los 91 años, y el lugar dónde sus restos serán enterrados es en una cripta junto a la tumba de Monroe, fallecida en 1962 a los 36 años.

No se trata de una novedad, la noticia vio la luz en 1992, año en el que el fundador de Playboy compró la cripta contigua a la de Monroe por 75 mil dólares.

En palabras del propio Hefner en aquél entonces, «pasar una eternidad junto a Marilyn es un trato demasiado bueno para dejarlo pasar».

Cabe mencionar que Hefner nunca conoció personalmente a Monroe, aunque aseguró haber hablado con ella una vez por teléfono.

En su juventud, Marilyn Monroe aceptó posar desnuda durante un momento de problemas económicas, la revista vendió 50 mil ejemplares durante el primer día.

Fuente: BBC