Huawei acaba de alcanzar una gran meta: sobrepasó a Apple y se volvió el segundo vendedor de teléfonos inteligentes más grande del mundo.

El fabricante chino de smartphones vendió cerca de 54 millones de teléfonos el trimestre pasado, 40% más de las ventas en comparación con el mismo periodo de 2017, según las firmas de investigación IDC, Canalys y IHS Markit.

Esto fue suficiente no solo para vencer a Apple, sino también para disminuir la brecha con el líder del mercado Samsung, que vendió más de 70 millones de teléfonos el trimestre pasado, un 10% menos que el mismo periodo del año pasado.

“El crecimiento continuo de Huawei es impresionante, por decir lo menos, como lo es su habilidad de moverse hacia mercados donde, hasta hace poco, la marca era completamente desconocida”, dijo el analista de IDC Ryan Reith en un comunicado.

Huawei saltó al segundo lugar a pesar de estar virtualmente excluido de la mayor economía del mundo, Estados Unidos.

El fabricante chino de smartphones y telecomunicaciones ha tenido problemas para obtener un punto de apoyo en Estados Unidos, principalmente por las preocupaciones gubernamentales de que su tecnología puede ser usada por el gobierno chino para recolectar inteligencia.

Por otro lado, en varias oportunidades Huawei ha negado que sus productos presenten riesgos de seguridad.