Durante la tarde-noche del martes, la Cámara de Senadores aprobó en lo general y en lo particular el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá. En la votación, la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial obtuvo 367 votos a favor, 1 abstención y cero en contra.

Pero… ¿qué es?

El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) regulará las patentes de inventos, diseños industriales, marcas comerciales, denominaciones de origen, entre otros rubros.

En otras palabras, sustituirá al viejo TLCAN, acuerdo que se firmó entre estos mismos 3 países en 1994, cuando Salinas era el presidente en ese entonces.

El pasado octubre de 2018 y tras una serie de trabas entre el gobierno de los Estados Unidos, por fin se pudo llegar a un acuerdo. El presidente dijo que este tratado traerá mayores inversiones a los países y se respetará su soberanía.

¿En qué consiste?

Aquí te dejamos los rubros en los que se beneficiarían los 3 países con el T-MEC:

  1. Industria Automotriz

Entre los cambios destacados del nuevo acuerdo y ya anunciados en 2018, se incluye el establecimiento de un cupo de 2,6 millones de vehículos exportados a Estados Unidos en el caso de que Trump imponga aranceles de autos globales de un 25% por motivos de seguridad nacional.

La cuota permitiría un crecimiento significativo en las exportaciones de automóviles libres de aranceles desde Canadá por encima de los niveles actuales de producción de alrededor de 2 millones de unidades, según Reuters.

Además, el 40 % del costo del vehículo deberá provenir de plantas que paguen salarios de US$16 la hora, con lo que Estados Unidos busca evitar la salida de fábricas en México.

2. Derecho de los trabajadores

En 2018, se buscó que tanto los trabajadores mexicanos como los de Canadá y Estados Unidos tuvieran un poco más de equilibrio con sus prestaciones, es por eso que en 2018 se aumentó el salario mínimo en México.

De igual manera se implementarán mecanismos para que se cumplan las medidas establecidas en el rubro laboral, junto con la verificación de su cumplimiento por parte de expertos laborales independientes, según un informe publicado por el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes.

3. Acero y biomedicinas

México aceptó el compromiso de aumentar el contenido regional de acero y aluminio pero fijando una moratoria de 7 años y 10 años, respectivamente.

Las exigencias de los demócratas de EE.UU. también lograron la eliminación de una norma que establecía un plazo de 10 años de exclusividad para la producción de biomedicinas, lo que impediría el surgimiento de competidores de bajo coste.

Esta cláusula, que según sus críticos solamente beneficiaba a las grandes farmacéuticas, fue eliminada.

En conclusión, algunos expertos señalan que México fue el peor parado en estas negociaciones, sin embargo se hizo lo que se pudo ante las medidas tan drásticas que Estados Unidos pretendía tomar en cuanto a cancelar el TLCAN. ¿Tú qué opinas?