Autoridades japonesas encontraron este viernes el cuerpo de un solitario hombre japonés que habría muerto luego de ser aplastado por una gran cantidad de revistas pornográficas. ¿Lo más triste de la historia? El accidente que le quitó la vida al hombre ocurrió hace seis meses.

La muerte del hombre fue descubierta por un miembro del equipo de limpieza de una empresa que fue contratada para retirar discretamente las seis toneladas de pornografía que la víctima – identificada únicamente como Joji- mantenía en su apartamento.

De momento no está claro si Joji falleció instantáneamente, pero las autoridades niponas aseguraron que si estuvo consiente después de quedar sepultado, el papel de las revistas habría aislado sus gritos de ayuda.

Destacaron que todo el apartamento de Joji se encontraba lleno de revistas pornográficas, las cuales estaban apiladas en todas las mesas y repisas e incluso en la cocina y su cama.

Fuente: Daily Mail