La histórica ola de calor que se vive en el noroeste del Pacífico de Estados Unidos y Canadá ha provocado que cientos de personas ingresen a las salas de emergencia y en casos extremos, ha provocado la muerte.

Cientos de estadounidenses han ingresado a las áreas de urgencias en la región noroeste de Estados Unidos, en tanto en Canadá, se han reportado hasta 60 muertes por la histórica ola de calor.

En Washington, al menos 676 personas visitaron el hospital por síntomas relacionados con el calor durante el fin de semana pasado, antes de que el calor máximo llegara al estado.

Cory Portner, portavoz del Departamento de Salud del Estado de Washington, dijo que se reportaron 81 ingresos al hospital.




El condado de King, que incluye a Seattle, tuvo 40 visitas al área de urgencias por enfermedades relacionadas con el calo el día sábado y 91 el domingo, según Gabriel Spitzer, especialista en comunicaciones de Salud Pública de Seattle y el condado de King.

La autoridad de Salud de Oregón dio a conocer que se registraron un total de 506 visitas al área de emergencia y centros de atención de urgencia durante los últimos cuatro días. Al menos 251 visitas ocurrieron sólo el lunes, cuando las temperaturas eran más altas.




En el área de Portland, las 97 visitas a urgencias y a la clínica de atención por enfermedades causadas por el calor son casi la misma cantidad de casos que verían durante todo el verano, según la directora de comunicaciones del condado de Multnomah Julie Sullivan-Springhetti.

Casi 600 personas fueron a los centros de enfriamiento del condado en el área de Portland al inicio de esta semana. Se entregaron alrededor de 50 mil botellas de agua, 32 mil paquetes de electrolitos y 14 mil toallas de enfriamiento a personas sin hogar.




Decenas de personas fallecieron repentinamente en los últimos días en la región de Vancouver, al oeste de Canadá, muertes atribuidas a la ola de calor sin precedentes que azota esta región, donde se registraron temperaturas récord de 49.5 °C.

La policía federal y oficinas policiales de la región de Vancouver anunciaron que al menos 134 personas han muerto repentinamente  desde el viernes en esa región de la costa Pacífica, que vive una ola de calor histórica que también afecta al oeste de Estados Unidos.

La ola de calor, que ha provocado también varios incendios forestales a ambos lados de la frontera entre Estados Unidos y Canadá, se debe a un fenómeno conocido como “cúpula de calor”, una especie de contención de aire caliente en la zona debido a las altas presiones.




“Las olas de calor son cada vez más frecuentes e intensas a medida que las concentraciones de gases de efecto invernadero provocan el aumento de las temperaturas globales. Empiezan antes y terminan más tarde, y se cobran un precio cada vez mayor en la salud humana y en los sistemas sanitarios”, advirtió el martes la Organización Meteorológica Mundial con sede en Ginebra.




¿Quieres que tu negocio aparezca en nuestras recomendaciones? Mándanos un WhatsApp dando click aquí https://wa.me/message/FB2J654SP2IWJ1