La empresa cervecera Heineken expresó que está dispuesta a negociar con el gobierno federal para afrontar la crisis del agua en el país, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador indicara que se debe dar preferencia al consumo doméstico de este recurso por encima del industrial.

«Estamos dispuestos siempre a dialogar sobre las preocupaciones y buscar juntos soluciones. Es importante que cualquier solución sea realmente algo que pueda aportar a la comunidad y que los efectos negativos puedan ser contenidos«, aseguró Mónica Bichara, vicepresidenta de Asuntos corporativos y legales de Heineken México.

«Hace falta un acuerdo en Nuevo León. Si es necesario, nosotros ayudamos porque se le debe de dar preferencia al consumo doméstico; en una situación de emergencia se tiene que priorizar y se tiene que atender primero a la gente, no el agua para las empresas», dijo el mandatario.

Bichara dijo que es importante recordar cómo incide el consumo industrial en contraste al consumo total del agua en la entidad. «En el estado de Nuevo León cerca del 70 por ciento del consumo total del agua lo utilizan los procesos de agricultura del estado; un 26 por ciento es de uso habitacional o de comercio pequeño, y solamente un cuatro por ciento es toda la industria del estado de Nuevo León«, dijo.

Heineken y Grupo Alfa informaron que construirán un pozo en Nuevo León cuya exploración, perforación y equipamiento (que logrará extraer 3.1 millones de metros cúbicos de agua al año) será donada a la población de la entidad. La acción de las empresas ocurrió en respuesta a los dichos del gobernador del estado, Samuel García, que aseguró que CONAGUA obligaría a la empresa a entregar una tercera parte del líquido que le concesionó debido a que no la utilizaban.

Por su parte, el presidente López Obrador aseguró hoy que la solución para afrontar la crisis hídrica también pasa por buscar acuerdos, porque los empresarios ayudan si se les hace un planteamiento.